Loading...

10 años emprendiendo

10 años emprendiendo

 

 

La semana pasada escuche un dato que mencionaba que solo el 4% del todas las empresas que comienzan lograban mantenerse abiertas por más de 10 años. No sé si así lo sea, en lo que si tengo certeza ha sido extraordinario el camino. 


El vuelo del águila

 

          Podría decirse que antes de GATZA (mi primer empresa) nunca había emprendido. Podría decirse que si lo había realizado, desde la primara en un proyecto fallido impulsado por mi madre. La verdad es que hasta octubre del 2010 en el momento de cerrar el acuerdo para comenzar mi primer emprendimiento, ese momento fue donde todo empezó a operar, cuando comencé a tener el 100% de la responsabilidad de los resultados de un proyecto; esa sensación de entre volar, el vértigo, sentir la gravedad al caer y al mismo tiempo estar enamorado e ilusionado, todo el impuso para crear y aportar al mundo y toda la ansiedad por  descubrir que se tiene que hacer en cada área: una sensación única. 

 

 

Se que si tu que me lees eres un emprendedor, sea el tiempo que lleves, te produjo una sensación, un olor, unos recuerdos, sonidos de esos momentos únicos y que muchas veces seguimos sintiendo en nuevos proyectos que se van presentando. A veces en cada venta, a veces en cada gran negocio cerrado, digamos que es la sensación del emprendimiento. 

 

 

De igual manera, si eres emprendedor y no te has sentido identificado de alguna manera, te invito a que reflexiones lo siguiente: Si emprender es correr riesgo (siendo el riesgo para el ser humano de alerta y adrenalina y un sentido precautor, instintivo) ¿Qué no estas poniendo en riesgo en tu emprendimiento? Tal vez falta ir por lo que verdaderamente sabes que puedes hacer, y no lo que las circunstancias y tal vez la zona de confort te están haciendo producir resultados mínimos. 

 

 

 

A continuación te presento un resumen sobre lo más importante que puedo compartirles hasta hoy de mi experiencia de emprender:

 

 

 

1) 10 años que puedo decirte lo mas importante de todo este proceso, lo mas valioso de mi experiencia vivida hasta hoy: mi desarrollo personal. Mi crecimiento como ser humano, como un ser vivo en el planeta, como pareja, como padre, como hermano, en mi madurez, consciencia y en mantener la intencionalidad de seguir aprendiendo y contribuyendo. Por el otro lado el crecimiento empresarial, el de un simple aprendiz de gerente que tenia mucho por lo cual trabajar día a día; a ser parte fundamental de una red de socios, colaboradores, asociados, compañeros y vecinos que se va tejiendo para beneficio de todos, buscando la abundancia que produce la integridad. 

 

 

2) También como parte valiosa fundamental: la red de relación. Los colaboradores, los clientes y los proveedores son la sangre de los proyectos que hacen mover toda la maquinaria. Los seres humanos que nos acompañan día a día buscando generar los resultados que se requieren. Sin duda muchos pasaron fugazmente, unos pasaron el tiempo que tenían que estar, otros continuamos. Una reto mayor el convivir e ir realizando la comunidad, sin embargo el contrato inicial de cumplir cada uno con sus responsabilidades, es fundamental. Toda la base de la relación se resume en la suma de los puntos de la cultura de la empresa. Sus valores y principios permean cada una de las operaciones y de las decisiones que se toman en la empresa. Siempre con gente que comparta tus valores. 

 

 

3) El acompañamiento de mano de gente de experiencia, de confianza; maestros, senseis, coaches, mentores, gente que lleve profesional y con brecha abierta que te abra los ojos para crear y generar lo que requieres para tu propio camino 

 

 

4) El Aprender siempre, buscar el continuo aprendizaje de otros temas, de intereses personales, de temas de desarrollo, de crecimiento: es parte fundamental de un emprendedor, de una empresa, de un equipo de colaboradores. 

 

 

5) Tener listo lo importante es básico, no puedes ir a la guerra sin fusil, ¿Estás de acuerdo? Nadie va a proveer lo que tú requieres tener. Hay tanta competencia que es difícil que alguien te espere a que estés listo. Las oportunidades se presentan al que está listo.

 

 

6) En ir adelante, continuamente intencionales a lo que requerimos hacer, a lo que buscamos lograr. Realizar lo necesario para ir a la meta realizando todo lo necesario para llegar. 

 

 

7) Detenerse a veces es necesario, no siempre se avanza en el camino. Es de sabios reconocer que no es la ruta correcta y necesita parar. Es duro pero es parte del ser emprendedor.

 

 

8) Completar. No dejar abiertas las conversaciones, no dejar para después, el ser eficiente: bien y a la primera. Todo se puede procesar, ya sea en el momento se resuelve, o se delega, o se agenda. O se rechaza. Pero no hay tema que se deje en el aire, procrastinando (procraschingando le digo yo) solo dejas que suceda lo que hoy puede suceder, para quien sabe cuando.

 

 

9) Dar por cerrado lo que no funciona: Hay que aprender a decir, esto no funciona, esto no empata con mi cultura, no entiendo el negocio, no es lo adecuado. Completar lo que haga falta, cerrar ese proceso y continuar con los otros procesos que elijas. 

 

 

10) Tomar decisiones día a día. Al final se trata de eso, de como en la suma de todo lo anterior: tomes decisiones. Tomes decisiones simples, tomes decisiones disciplinadamente, decisiones fuertes, decisiones arriesgadas, con alto ímpetu, pero también en los días bajos. Es la responsabilidad numero uno donde no queda mas responsabilidad de marcar lo que se requiere en el gran plan y en el día a día. Puedes ahogar todo un proyecto si tú eres quien detiene lo que se tiene que decidir.

 

 

 

          Claramente hay mucho más que podría compartir de este camino que me ha enseñado, pero te quise consumir las pepitas de oro que más te pueden contribuir. 

 

Hoy puedo decir que pude avanzar de la etapa de ser un empresario a ser un emprendedor, apenas voy en en año 3, por entrar al kínder. Aprendiendo mucho, nutriéndome día a día de mis compañeros que hombro a hombro buscamos contribuirle al otro, sabiendo que somos un eslabón que permite nuestro sustento y nuestro desarrollo. Nuevos proyectos, mayor atención a mí y mi familia, nuevos retos, creando mas beneficios para todos los miembros de la red de proyectos en los que participamos, especialmente para los socios y los colaboradores. 

 

 

 

          Para terminar, doy gracias a cada uno que nos a acompañado, seguimos caminando y seguimos teniendo abierta la puerta para compartir el camino. Si te interesa saber más, escríbeme.

 

 

 

 

 

PREVIEW: En el siguiente blog, hablaremos de la base cultural, la identidad cultural de las empresas, como puedes identificar la esencia de los valores con los cuales tu te sientes con mayor confianza, seguridad y aliento para tus proyectos.  

El camino