Loading...

Herramientas de un Consultor de Negocio

Cualquier profesión tiene un conjunto estándar de herramientas para crear valor. La consultoría de negocios no es diferente.

Antes de iniciar un programa con algún consultor relacionado con tu negocio debes tener claro que ellos cuenten con estas herramientas. Piénsalo un momento y preguntate: ¿Estoy trabajando con el consultor (x) correcto?

 

Te platico estas herramientas:

 

1.- Los consultores necesitan un dispositivo de evaluación comparativa para diagnosticar cómo se encuentran los "puntos de seguridad" en tu plan de marketing, en tus indicadores financieros y en tu equipo. Normalmente este dispositivo de evaluación comparativa es un diagnostico, pero tu puedes llamarle; "un test de la salud de tu negocio".

Esto permite que tanto el consultor como tu establezcan un punto de partida para su trabajo juntos.

 

2.- Además de este ajuste, un consultor también utiliza cálculos para la determinación de tu Retorno de Inversión (ROI). Trabajar con un consultor es sinónimo de querer cambiar algo por lo que estás suficientemente insatisfecho en tu empresa, emprendimiento o proyecto y es indispensable poder tener una manera muy visual y clara sobre cómo determinar el verdadero valor que se está generando en tu empresa.

Por ejemplo, si buscas ayuda de un "coach de ventas" seguramente es porque quieres aumentar las ventas ¿cierto?

 

Analicemos:

¿Cuál es tu meta de ventas este mes? Si tu respuesta es; la misma que cada mes... Entonces podrás identificar valor en la consultoría cuando esa meta cobre vida y cambie mes con mes para mejor.

 

3.- Cuando se trata de los entregables los buenos consultores confían en un sistema o metodología, lo que los hace un poco diferentes de otro tipo de ayuda que no necesariamente entregan algo físico con su servicio, pero al menos de manera digital debe estar bien estructurado un plan de trabajo. En lugar de confiar en su instinto un consultor profesional debe seguir un conjunto prescrito de pasos en orden secuencial para maximizar el valor de un cliente, osea tú.

 

4.- Dada la necesidad de involucrarte en el proceso de cambio en tu empresa, los consultores deben tener acceso a contenido valioso y oportuno que se puede compartir contigo en forma de artículos, videos, seminarios web, infografías, informes técnicos y más, para desarrollar no sólo la estructura del negocio, si no tu persona a através de él, pues la empresa siempre será reflejo de su dueñ@.

Si este consultor se enfoca en tu empresa y su entregable más que en hacerte crecer como persona, estás trabajando con el consultor equivocado:

No puedes tener un mejor negocio de lo que tu eres, necesitas crecer como persona y convertirte en el propietario (en tu mente primero) de aquel negocio ganador y en crecimiento; la razón de esto es meramente psicológica, somos un manojo de creencias que nos llevan a tomar decisiones y por último acciones que tienen resultado en nuestra vida, la de nuestra familia y la de las familias de nuestros empleados.

Es por ello totalmente necesario que no contrates un buen consultor si no quieres verte de cierta forma presionado a crecer.

 

5.- El consultor debe tener un plan establecido para mostrarte las mejores prácticas y finalmente obtener el resultado que seguramente no estabas buscando... si no uno que superó tus expectativas

 

Desde luego que en Adecua hemos cuidado cada detalle para ofrecerte una experiencia de consultoría que te lleve por todo este proceso.

 

Si estás trabajando con un consultor o mentor y no estás recibiendo algunos de los beneficios que proporcionan estas herramientas mándanos un WhatsApp: 222 769 48 38 y revisemos el primer paso juntos.

 

Categoría: Operación